fbpx

Intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa cada vez es más frecuente, aunque hay que tener en cuenta que muchas veces el diagnóstico se hace sin realizar ninguna prueba.

intolerancia a la lactosa

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La lactosa es un disacárido que constituye el principal azúcar de los productos lácteos. Es también un aditivo que se utiliza en la industria alimentaria. La lactasa es una enzima presente en las vellosidades intestinales del duodeno distal y yeyuno proximal. La lactasa se encarga de hidrolizar la lactosa en dos moléculas; glucosa y galactosa.

La producción insuficiente de lactasa intestinal puede provocar una malabsorción de la lactosa. Este fenómeno condiciona que el azúcar de los lácteos llegue íntegro al colon y al ser fermentado por bacterias intestinales genere sustancias como gases (hidrógeno, anhídrido carbónico, metano) y ácidos de cadena corta (ácido láctico, ácido acético, pirúvico y butírico). Estos compuestos son los causantes de los síntomas que constituyen el cuadro clínico conocido como intolerancia a la lactosa.

Causas

La producción de lactasa insuficiente puede aparecer en tres situaciones distintas:

  1. El déficit primario congénito del lactasa. De forma heredada existe ausencia absoluta de lactasa durante los primeros días de vida.
  2. El déficit secundario. Es el déficit de lactasa por un daño intestinal temporal, es una situación transitoria y recuperable. Pueden producirla la enfermedad celiaca, una gastroenteritis aguda, la enfermedad inflamatoria intestinal, la toma de ciertos antibióticos, y las operaciones quirúrgicas del intestino, entre otras causas. *Algunos pacientes intervenidos de cirugía bariátrica 
  3. El déficit primario adquirido de lactasa. Es el más frecuente, ya que se produce en 1 de cada 3 adultos. Aparece una pérdida progresiva de la actividad de la lactasa en el intestino delgado a partir de la infancia.

Síntomas

Los síntomas son variados y poco específicos, aunque los más habituales son:

  • diarrea
  • molestias abdominales
  • meteorismo
  • distensión abdominal
  • estreñimiento

Los síntomas suelen aparecer en la primera hora tras la ingesta de lactosa, cuando ésta se realiza sin otros alimentos. Cuando la lactosa se mezcla con otros alimentos la aparición de la clínica puede tardar varias horas. En ambos casos puede causar una disminución significativa de la calidad de vida del paciente.

Diagnóstico

Antes de cualquier prueba diagnóstica debe realizarse una breve encuesta dietética dirigida a identificar si hay relación directa entre la ingesta de lácteos y la producción de los síntomas.

En caso de duda puede proponerse como prueba una dieta exenta de lácteos durante unos días (unas dos semanas). Si se objetiva una franca mejoría de las molestias abdominales, hinchazón y/o diarrea es posible considerar que el paciente padece una intolerancia a la lactosa. Esta retirada de la lactosa debe ser prescrita siempre por personal sanitario.

En casos concretos el médico decidirá si es necesario realizar pruebas confirmatorias, como el test de hidrógeno espirado con sobrecarga de lactosa o alguna prueba más compleja.

Pruebas diagnósticas

  1. Prueba directa. Entre las pruebas disponibles para el diagnóstico de la intolerancia a la lactosa, sólo existe una directa, que es la cuantificación de la lactasa en biopsias duodenales, por lo que se considera la prueba de referencia. Sin embargo, esta determinación no suele realizarse en la práctica clínica habitual. Es invasiva, ya que requiere la realización de una gastroscopia, lo que la hace poco práctica y eficiente, incluyendo sobrecarga asistencial e incremento de listas de espera en el servicio de endoscopias.
  2. Prueba indirecta. Existen otras pruebas para realizar el diagnóstico, aunque la más utilizada es el test de hidrógeno espirado con sobrecarga de lactosa. Este test puede medir sólo hidrógeno o también metano del aire espirado por el paciente (es recomendable medir los dos gases). La prueba se considera positiva cuando el hidrógeno en el aire espirado, corregido con la cifra de CO2, es superior a 20 ppm o el metano superior a 12 ppm.

Tratamiento

Una vez efectuado el diagnóstico se pueden producir las siguientes situaciones:

  1. Si no se presentan síntomas, no es necesario ningún tratamiento.
  2. Si se presenta con síntomas, se aconseja ir reintroduciendo de forma progresiva los lácteos hasta conocer el grado de tolerancia de cada paciente, ya que el grado de tolerancia es individual.

Es importante mantener una ingesta de lactosa aunque sea pequeña, ya que la producción de lactasa está ligada a la presencia de lactosa en el intestino.

Puedes encontrar más información en la web de la Asociación Española de Gastroenterología (AEG) o en la de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD).

Puedes encontrar artículos sobre otros temas interesantes en mi blog. También puedes encontrar recetas equilibradas para incorporar a tu menú semanal.

Si quieres recibir información y mis recetas, puedes suscribirte a mi newsletter rellenando el formulario:

[ninja_forms id=3]
img-3
Soy Alicia Molina,, dietista-nutricionista, doctora en biomedicina y especialista en nutrición para pacientes bariátricos.
HELADO DE CHOCOLATE

Helado de chocolate casero

Ahora puedes preparar un delicioso helado de chocolate casero con muy pocos ingredientes. ¡No puedes dejar de preparar esta receta!

SOPA ZANAHORIA WEB

Sopa de hinojo y zanahoria

La sopa de hinojo y zanahoria es un entrante ideal que no puede faltar en tu recetario. Es una sopa fresca y suave, ideal en cualquier época.

DIA MUNDIAL DE LA OBESIDAD

Día Mundial de la obesidad

El 4 de marzo es el día Mundial de la obesidad y para los sanitarios que trabajamos en este ámbito, es un día muy importante.